Pedagogía

Compartir “Selfies”: Una estrategia educativa para mirarnos en la virtualidad

Por María Valeria Laso
Profesora y tutora a distancia – Universidad Blas Pascal (UBP)
Contadora Pública – UBP
Licenciada en Administración – Especialidad en Marketing – UBP
Maestranda en Procesos Educativos mediados por Tecnología – Universidad Nacional de Córdoba

 

Hace un año comenzábamos nuestras tutorías en las carreras a distancia de la Universidad Blas Pascal, en el marco del aislamiento social preventivo y obligatorio a causa de la pandemia del COVID-19. En aquel momento, teniendo en cuenta el escenario de emergencia que estábamos viviendo, me pareció fundamental comenzar el dictado de las asignaturas a mi cargo de una forma diferente, abordando el concepto de emociones y de resiliencia entre los estudiantes.

A mi criterio, no podíamos ignorar -como docentes- que los alumnos estaban viviendo un contexto emocional delicado, donde seguramente su situación personal, tanto afectiva, de salud o laboral, estaba siendo afectada de alguna manera por la situación que se estaba atravesando. Esta experiencia la compartí en el artículo escrito para Misceláneas Educativas “Conectar con las emociones de nuestros alumnos ayuda a reducir ansiedades e incertidumbres”.

Para el comienzo de mis tutorías de este año académico 2021, y teniendo en cuenta las actividades realizadas el año pasado en un contexto tan difícil, decidí nuevamente llevar adelante una iniciativa donde nos encuentre a todos, profesor-tutor y alumnos, desde otro lugar, un lugar más dinámico y relajado, donde cada uno se sienta libre y cómodo para presentarse y desde allí expresar lo que siente, lo que teme, aquello que proyecta o que lo entusiasma y lo hace feliz; incluso lo que espera en estos primeros pasos por la universidad (la mayoría de los estudiantes de mis asignaturas son ingresantes). Es una forma de conocernos y de “mirarnos” en la virtualidad, teniendo en cuenta que la modalidad a distancia de la Universidad Blas Pascal se basa en una comunicación asincrónica con el estudiante, lo que significa que el vínculo se establece de manera diferida en el tiempo, sin existir coincidencia temporal o intervención de las dos partes necesariamente (docente-alumno). Muchas veces las plataformas educativas virtuales se vuelven estáticas y un tanto “silenciosas”, donde a los docentes nos cuesta conectarnos con los estudiantes y lograr ese Feedback tan necesario con ellos. Es por esto que me parece fundamental en esta modalidad, generar espacios de encuentro donde tutores y alumnos podamos conocernos y descubrirnos, y allí tener la posibilidad de intercambiar ideas, emociones y sensaciones como una base esencial donde desarrollar el “encuentro educativo” y lograr aprendizajes significativos.

 

La propuesta

A modo de presentación y de bienvenida al cursado de la asignatura “Sistemas de Información Contable I” correspondiente a la carrera de Contador Público y Licenciatura en Marketing, la actividad optativa propuesta a los alumnos fue participar de un mural que ofrece la herramienta PADLET (https://es.padlet.com//), bajo la denominación “Compartiendo nuestras Selfies”. La ventaja más importante que tiene a mi criterio esta herramienta didáctica, es que permite participar en la clase de una manera fácil y ágil, ofreciendo la posibilidad de adjuntar imágenes, audios o videos.

En esta oportunidad, la consigna fue una invitación a utilizar PADLET a través del posteo de una Selfie (o autofoto) que los represente y que los identifique, acompañado de una breve presentación donde podían compartir toda la información que ellos quisieran o sintieran. Esta última podía ser relacionada a su familia, trabajo, sueños, gustos, proyectos, expectativas, desafíos, o todo aquello que ellos necesiten/deseen compartir desde su emoción en este comienzo de una nueva etapa que muchas veces los estudiantes lo viven cargados de ansiedad y de miedos.

La consigna fue bastante libre y abierta; la idea era dejar que cada uno expresara lo que sentía al momento de adjuntar su foto, lo que lo llevó en ese momento a compartir parte de su mundo con un relato que el resto de sus compañeros y su docente leerían. El objetivo fue “abrir un poco el juego” y alentarlos a participar de la experiencia. Es así que, como parte de la estrategia, me adelanté, como profesora, a dejar mi selfie y realizar mi presentación ya partir de allí cada uno fue agregando la suya.

Con el poco tiempo que ha pasado respecto del comienzo de la actividad y la gran participación de los alumnos, sobre todo teniendo en cuenta que ésta era optativa, me atrevo a confirmar que la experiencia fue un éxito. Cada uno de ellos adjuntó su Selfie (algunos hasta adjuntaron más de una) y seguido a ello hicieron su presentación; algunas más extensas, otras menos, pero cada producción fue especial y rica teniendo en cuenta que a cada uno le permitió expresar su sentir. Como aporte y para dar cuenta de la importancia que es invitar a los estudiantes a que se expresen y así poder conocerlos un poquito más, a continuación, les comparto los testimonios recogidos:

  • “Este año decidí retomar la carrera de Contador Público que había abandonado a las 19 años, estoy muy entusiasmada con la carrera y feliz de haberme animado. Tengo una casita de fiestas, por la cual estoy sin trabajar desde el comienzo de la pandemia, por ello también estudiar me pareció una buena oportunidad para ocupar mi tiempo”. (Alumna, 38 años)
  • “La razón por la que empecé la Lic. en Marketing fue para implementar los conocimientos en mi emprendimiento de cigarrillos herbales libres de tabaco que comencé en el año 2019”. (Alumna, 20 años).
  • “Comencé la carrera de Contador ya que es algo que fui postergando en mi vida. Hace unos años que trabajo en una empresa agrícola en el área administrativa, aparte tenemos con mi esposo una pequeña empresa”. (Alumna, 32 años)
  • “Elegí esta carrera porque me llamó mucho la atención y me gusta algo que tuviera que ver con la rama de la economía. En mis tiempos libres me gusta juntarme con mi novia y amigos que me apoyan en todo lo que hago, me gusta la música y con mi hermano tenemos una banda yo soy el baterista y percusionista, también me gusta ir al gimnasio y andar en bicicleta.” (Alumno, 18 años).
  • “Vivo en Chilecito, provincia de La Rioja, casada dos hijos, trabajo en una Cooperativa Vitivinifrutícola, tengo muchas expectativas y algo de temor, espero hacerlo bien.” (Alumna, 42 años).
  • “Con mi esposa tenemos una empresa familiar (agencia de viajes). Tengo una hija de 4 años que se llama Guadalupe. Tengo muchas expectativas respecto a la carrera y la modalidad.” (Alumno, 35 años).
  • “Estaba en otra facultad en la capital de mi provincia pero por motivos de pandemia tuve que volverme a mi pueblo lo cual me imposibilitó seguir la carrera. Ahora con muchas expectativas y ganas arranco en esta nueva facultad.” (Alumno)
  • “Me inscribí en esta carrera porque a pesar de ya tener un título de docente, me llama mucho la atención estudiar para contador. Veo que me costará mucho porque no tuve materias en mi secundaria relacionadas a la contabilidad, pero me voy a esforzar para lograr mi objetivo”. (Alumna)
  • “Viví en distintos países, tengo una niña, trabajo en relación de dependencia y tengo dos emprendimientos. Curioso, optimista y aventurero.” (Alumno, 36 años)
  • “Empecé la carrera de Contador Público, es una meta que tuve en pausa hasta ahora, con la pandemia me animé a romper mis límites y poder concretar un sueño, soy mamá de una nena de 2 años. Los saludo y espero poder ayudarlos en lo que necesiten.” (Alumna, 27 años).
  • “Les escribo desde el sur del país. Al igual que la profe elegí esta foto porque me encaaaanta la naturaleza. Hace una semana fui al Calafate a ver los Glaciares ¡cada vez más HERMOSO! Me encanta esta carrera pero siempre se me complicó por mi trabajo, poder continuar. Ahora retomo y con todas las energías puestas en este objetivo. Muy buena esta iniciativa para conocernos un poquito.” (Alumna).

 

Reflexiones

En lo personal y desde mi rol como docente, debo reconocer que me maravillo y emociono ante cada testimonio de superación, resiliencia y de los deseos de los estudiantes por cumplir sus sueños.

Está comprobado que las emociones agradables fomentan el aprendizaje y que los estudiantes rinden mejor al aumentar su motivación y disminuir la ansiedad.  Ante esto, resulta evidente que si generamos espacios de encuentro y reflexión con los alumnos para que ellos vivan la experiencia de expresar y manifestar sus emociones, podemos lograr resultados alentadores en sus procesos de aprendizaje.

Comparto como parte de la reflexión final lo que plantea García Mendoza[1]:  “Hay experiencia cuando lo que nos pasa deja huella y hace que nuestra existencia se transforme. De ahí que sea importante defenderla, ya que los deseos y motivaciones del sujeto van tomando forma en estas prácticas y encuentros.”

 

 

Referencias bibliográficas

[1]García Mendoza, Lorena (2018) En modo selfie: reflexiones sobre la potencia de las selfies. Revista Nómadas N° 49. Universidad Central de Colombia. Disponible en http://www.scielo.org.co/pdf/noma/n49/0121-7550-noma-49-103.pdf

Maria Valeria Laso

Maria Valeria Laso

Agregar comentario